A PESAR DE LOS EXHORTOS, AMLO ESTÁ EN CAMPAÑA POR LA CÁMARA… Y SUS REFORMAS

Politólogos aseguran que para el Presidente es fundamental lograr una bancada mayoritaria en la LXV Legislatura porque de ello depende la continuidad o parálisis de su proyecto político

Por: Lidia Arista

El presidente Andrés Manuel López Obrador tiene restricciones para hablar de asuntos electorales; sin embargo, en plena campaña electoral ha hecho varias excepciones.

Una fue sobre la competencia por la Cámara de Diputados, y no es que no importen las 15 gubernaturas en juego, pero será la composición de la LXV Legislatura la que definirá la continuidad o parálisis de su proyecto político.

Él mismo lanzó en la conferencia matutina del 20 de abril:“No se unieron los del partido conservador con sus voceros, intelectuales orgánicos, todos, para ver quién gana una gubernatura, presidencias municipales, diputaciones locales. No, no, no, el propósito es la Cámara de Diputados porque les incomoda muchísimo, sobre todo la política social”.

Politólogos consultados por el medio de comunicación Expansión Política, coinciden en que para el Presidente es fundamental lograr una bancada mayoritaria en la LXV Legislatura para que le aprueben el presupuesto para los programas sociales que ha impulsado, así como sus obras prioritarias.

También destacan que reformas que tiene en la mira, entre ellas, una a la administración pública para acentuar su política de austeridad, otra para que secretarías de Estado asuman tareas que corresponden a órganos autónomos y una más para una reforma fiscal.

En este panorama, una encuesta de El Financiero, arrojó que Morena lidera las preferencias para integrar la Cámara de Diputados. El partido fundado por López Obrador en 2014 tiene el 40% de la intención de voto, seguido del Partido Acción Nacional con 11%, después el Partido Revolucionario Institucional con 10% y el Partido de la Revolución Democrática con 3%.

Previo al arranque de las campañas federales, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó que cualquier servidor público, incluido el Presidente, debe abstenerse de difundir propaganda gubernamental o información que pretenda influir en las preferencias electorales.

“En cualquier momento de las conferencias, incluido el periodo de preguntas y respuestas, los funcionarios públicos deberán abstenerse de difundir logros de gobierno, obra pública e incluso emitir información dirigida a incidir en las preferencias electorales de la ciudadanía, como la de valorar positivamente a algún gobierno”, fue uno de los criterios, en ese sentido, aprobados por el TEPJF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: