«ACORRALADOS, DISPERSOS, TEMEROSOS Y CONFIADOS EN LO QUE PODRÍA SER LA ÚLTIMA OPORTUNIDAD PARA CASI TODOS» #FueraMascaras

Por: Ricardo López/#InfoGuaymas

La rebelión por salir a la calle, disfrutar como lo hacíamos en nuestras vidas normales antes #covid-19, se ha vuelto un reto nuevamente para las autoridades, empresarios, inversionistas y defensores de los derechos generales y desde luego de nuestros guerreros de la #salud, en esta llamada tercera ola de contagiosa con diversidad en cepas o mutaciones del virus «camalionino».

Aunque los protocolos sanitarios han sido rígidos, nada flexibles y en casos hasta exagerados en clínicas, hospitales, empresas maquiladoras y hogares de nuestra región metropolitana de #Guaymas y #Empalme, el coronavirus «reforzado», cómo se logra entender por platicas de expertos, este ha violado todo tipo de prevención y desde luego aún más, de quienes no se protegen.

Sin querer tratar de sonar alarmante, la actualidad en estos benditos y casi olvidados municipios por la luz de la conciencia social, hay alarma, hay alarma al estar una jóven de 19 años intubada en una clínica local, un ex director de un nosocomio con oxígeno al caer por segunda ocasión en las garras del virus y por si fuera poco, estuvo (porque ya no está) un caso de la nueva cepa delta que fue trasladada a otra ciudad de Sonora, misma que llegó del vecino estado de Sinaloa, (si no creen pregunten).

Pero eso no es todo, ya son varias familias de guerreros de la salud con varios integrantes de sus familias y familiares portando el virus en sus hogares, la mano dura hace falta en restricciones definitivamente, ya que más de cuatro plantas maquiladoras se encuentran cerradas en la zona conurbada, así como trabajadores de pollerías, mueblerías, instituciones bancarias, entre otros contagiados, ha pero los camiones urbanos sin ser supervisados por nadie, así como tantos otros lugares.

El temor es en una gran mayoría de la gente responsable, los demás continúan «rifandosela» y poniendo en riesgo a sus seres queridos; por si pudiera servir de algo, también niños menores de 10 años en ambos municipios ya dieron positivo al covid-19, «mexicanos al grito de guerra», una frase de nuestro honroso himno que deberíamos de aplicar en contra de un enemigo mucho peor que cualquier extranjero que intento invadir el país.

El enemigo viene reforzado, es más letal, más contagioso y causará más daño que a su llegada hace más de un año, la moraleja es que sí ya sabemos cómo impedir más mortandad, ¿porque no lo hacemos?, falta mucho para poder cultivar y concientizar a la sociedad civil en general, el dejar por fuera nombres, datos y generales de los señalados, es por proteger la identidad, que ahora ellos ocultan bajo cuatro paredes, la intención de esta columna, usted ya la entendió… Buenos días y que el creador del universo lo proteja, aunque usted no lo haga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: