NO AFECTA A LA ACUACULTURA EL EMBARGO ESTADOUNIDENSE DE CAMARÓN MEXICANO

Por: Staff/#InfoGuaymas

El pasado 30 de abril el Departamento de Estado, Estados Unidos, confirmó el retiro de la certificación a México para el camarón de captura debido al uso inadecuado de los Dispositivos Excluidores de tortugas (DET´s) medida que no afecta a la acuacultura o al crustáceo de granja, dijo el profesor Miguel Ángel Castro Cossio.

El presidente del Comité de Sanidad Acuícola del Estado de Sonora (Cosaes) precisó que el embargo entró en vigor a partir del pasado 30 de abril y fue anunciado a través del Federal Register en el aviso público número 11419.

De esta forma, México está impedido en exportar camarón silvestre o de captura en alta mar a territorio estadunidense. Solamente algunos países de Centro América que cuentan con programas de protección de tortugas podrán seguir exportando su camarón silvestre.

Es necesario aclarar a los consumidores nacionales y en los mercados de exportación, que, en Sonora existe una marcada diferencia entre el camarón silvestre y el de acuacultura.

Camarón de acuacultura

Este camarón se obtiene de granjas en las que el proceso de producción está controlado de inicio a fin utilizando técnicas de cultivo avanzadas, sustentables y que no afecta a las tortugas y otras especies marinas o silvestres. El 100% de las granjas de Sonora están trabajando con la implementación de las Buenas Prácticas de Producción, esto es, que el camarón obtenido a la cosecha al final de cada ciclo, está libre de contaminantes químicos y microbiológicos como plaguicidas o metales pesados, garantizando que no le va a causar daño a la salud de los consumidores.

El COSAES acompaña a los productores con asistencia técnica para la implementación de dichas prácticas, lo que al final les permite obtener un CERTIFICADO emitido por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) a través de la Dirección General de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera, quien avala la Inocuidad del camarón cosechado. En Sonora el 75% del camarón cosechado proviene de granjas con este tipo de Certificación y el otro 25% proviene de granjas que al menos cumplen con el 60% de la implementación de las Buenas Prácticas de Producción, lo cual se traduce en que el producto Sonorense mantiene altos estándares de calidad e inocuidad por lo que es bien aceptado no solamente en el mercado Nacional sino también en el mismo mercado estadunidense.

Los productores no se detienen con certificar su producto cosechado, ahora, también cuidan esta calidad e inocuidad en las plantas procesadoras, de tal manera que cuentan con una certificación por parte de la COFEPRIS y hoy van más allá; en Sonora, se están avocando a obtener una certificación de dichas plantas y sus procesos con el sello TIF (Tipo Inspección Federal) que también otorga el SENASICA.

Además, las granjas cuentan con un sistema de bioseguridad lo que les permite obtener un certificado sanitario de sus instalaciones el cual es otorgado por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) a través de la Dirección de Sanidad Acuícola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: